GGN - Plantas Certificadas

CULTIVO RESPONSABLE DE PLANTAS

Las flores y plantas deberían regalar alegría y no causarle daño a nadie. Pero el cultivo responsable de flores y ornamentales no es una práctica que se lleve a cabo en todas partes. El gran problema es que el cultivo de flores consume mucha agua. Para promover el uso responsable de los recursos naturales, la norma de GLOBALG.A.P. ofrece un sistema de aseguramiento de buenas prácticas agropecuarias en todos los países con producción de flores y ornamentales.

El consumidor difícilmente puede encargarse de verificar in situ qué productor trabaja respetando el medio ambiente; pero esto no es ningún problema. Nuestros productores están certificados y trabajan de acuerdo a la estricta norma de GLOBALG.A.P. la cual define aspectos sociales y de medio ambiente. Para que usted como consumidor pueda confiar en las prácticas responsables de nuestros productores, los organismos de certificación independientes se encargan de inspeccionar dichas prácticas constantemente.

 

 

¿De dónde vienen nuestras plantas?

Reconocido mundialmente y a la vez adaptado a las condiciones locales: nuestra norma se aplica en todo el mundo para garantizar el cultivo seguro y responsable de flores y ornamentales. Países donde se encuentran nuestros productores:

 

De dónde vienen nuestras plantas?

*Última actualización: abril de 2017

¿CÓMO SE PUEDEN CULTIVAR LAS FLORES DE FORMA RESPONSABLE?

El objetivo de la agricultura responsable es ofrecer algo que sea favorable tanto para el ser humano como para el medio ambiente. Las materias primas, como el agua limpia, no son recursos infinitos y, por esta razón, debemos usarlas con cuidado para asegurar la disponibilidad del fundamento vital para la población actual y futura de la tierra. El objetivo es una producción que asegure buenos ingresos sin explotar a las personas ni a la naturaleza. El cultivo responsable de flores y ornamentales se sustenta en los siguientes enfoques:

Qué tan sostenibles pueden ser las flores?
  1. Conservar la fertilidad de la tierra. Son muchos los recursos naturales que pueden contribuir a mejorar la calidad de la tierra, como pueden ser los fertilizantes orgánicos como el estiércol o los residuos vegetales, la rotación regular de las plantas de cultivoEn el cultivo responsable de plantas, estos no solo se utilizan para obtener un incremento a corto plazo de la cosecha. Mucho más importante es su efecto a largo plazo, ya que su uso reduce con el tiempo la cantidad requerida de fertilizante. Asimismo, la tierra utilizada sigue sirviendo como terreno de cultivo.

  2. Proteger las plantas. La rotación entre distintas plantas de cultivo o incluso las siembras mixtas ayudan a controlar parásitos y las malas hierbas. Además, en la producción responsable se practica el uso responsable y dosificado de productos fitosanitarios, con lo cual se minimizan los efectos nocivos sobre la tierra, el agua, el aire y la salud de las personas.

  3. Permitir la diversidad. En el cultivo responsable, las especies silvestres no se consideran enemigos en absoluto. Las medidas aplicadas a la biodiversidad sirven para asegurar el hábitat de la flora y la fauna silvestre. Y también contribuyen al crecimiento de las plantas y flores de cultivo. Pequeñas islas de flores silvestres o lugares aptos para anidar sirven como guarida y fuente de alimentación para insectos beneficiosos, como las abejas.

  4. Sustentar económicamente a las personas. Un gran número de personas trabajan en el área de las flores y ornamentales. El cultivo responsable permite que estos puestos de trabajo se conserven y que los empleados reciban un salario adecuado y tengan condiciones de vida y trabajo dignos y equitativos.

     

¿QUÉ PAPEL DESEMPEÑAN LAS NORMAS Y LOS SELLOS?

En Alemania hay más de 1.000 sellos de calidad. La oferta es grande, porque la demanda es enorme. En el momento de la compra, nos ayudan a seleccionar justamente aquellos productos que tienen las cualidades que nos interesan. Aparte de la etiqueta GGN de GLOBALG.A.P., los principales sellos de calidad para bienes de consumo son: Rainforest Alliance, que certifica empresas forestales, agricultores y agencias de viajes sostenibles; MPS, un sello de calidad para la horticultura ecológica; y Fairtrade, una iniciativa que certifica casi todo lo que se produce en los países en desarrollo y emergentes, desde el café, el cacao, los plátanos o el algodón, pasando por los jugos, el té, el arroz, la miel, el azúcar y el vino, hasta las flores o el oro.

 

¿Quiere usar la etiqueta GGN?

Aquí encontrarás más información sobre la norma GLOBALG.A.P. para Flores y Ornamentales.

Si tiene alguna pregunta o necesita más información sobre cómo usar la etiqueta, no dude en contactarnos: 

Oficina de etiquetas GGN 

info@ggn.org